viernes, 1 de mayo de 2015

Kepina casera sin costuras


¡Paso a paso: Cómo crear una kepina en casa y sin coser! Portear no sólo es económico y ecológico, sino que puede ser GRATIS.



Comenzamos cortando un cuadrado de tela de aproximadamente 1,30 x 1,30 m. Yo utilicé un mantel de algodón viejo. La tela no debe ceder, debe ser rígida. Luego doblamos el cuadrado a la mitad, formando un triángulo.




Volvemos a doblar a la mitad y medimos la distancia de nuestra cintura al hombro opuesto. Allí es donde haremos el nudo.


Podemos hacer un doble nudo normal o podemos intentar con el nudo plano (para evitar que se nos clave en la espalda: esto especialmente para bebés o niños pesados).




Colocamos la kepina en forma de bandolera, con el nudo sobre la espalda. La punta del triángulo debe caer hacia abajo. Colocamos al bebé a la cadera, pasamos la punta entre sus piernas y la subimos hacia arriba, formando un asiento y subiendo bien las rodillas en forma de ranita.



Esta posición es cómoda e ideal para los bebés que ya se sientan solitos. También podemos doblar sobre sí misma la tela del hombro, dando vuelta la tela que está más cerca del cuello.









Otra forma de utilizarla, con el nudo al frente.





IMPORTANTE INFORMACIÓN DE SEGURIDAD: El bebé debe estar bien pegado a tu cuerpo. Si sentís la tela floja, quitá la kepina y anudala nuevamente.

¿Hasta qué peso resiste la kepina? Si la tela está en buenas condiciones y tiene un doble nudo... ¡El límite son muchos más kilos de los que podrías cargar! Acá estoy jugando con mi sobrina, de 9 años y 25 kilos. Su posición no es la óptima, recuerden que los bebés deben ir con las rodillas más altas que la cola. ¡A portear con kepina!

No hay comentarios:

Publicar un comentario