jueves, 30 de junio de 2016

¡Vertical, envuelto y panza con panza es mejor!

Foto: Llevame Cerca

Traducción libre de Cangureando

Ha habido muchas discusiones sobre la posición correcta del bebé en un portabebé. Los fabricantes de portabebés que se utilizan en posición de cuna argumentan que sus productos son seguros. (...)

En marzo de 2010 la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo Masivo [CPSC por sus siglas en inglés, Estados Unidos] advirtió sobre el uso de portabebés. Incidentes con bebés sofocados en productos que se supone deben mantenerlos salvos y seguros hizo que la CPSC emita advertencias. Lamentablemente las advertencias eran sobre los portabebés en general cuando el problema real son los portabebés que cargan al bebé en posición de cuna. Los fabricantes y algunos educadores de porteo insisten en que la posición de cuna en el porteo es similar a llevar al bebé en brazos. Esto, lamentablemente, es engañoso porque un bebé sostenido en brazos no queda en la misma posición durante períodos de tiempo extendidos. Un bebé en brazos es movido con frecuencia y la persona que carga al bebé está mucho más atenta de su respiración que si el bebé está acostado dentro un portabebé, especialmente en los portabebés que se encuentran en el mercado donde el bebé está lejos de los sentidos de quien portea ya que el bebé cuelga a la altura del ombligo o aún debajo.
Trabajando junto a la CPSC revisamos todos los incidentes en los últimos veinte años en los Estados Unidos y esto es lo que encontramos. 
La edad más crítica en la cuales los bebés mueren de asfixia posicional es desde el nacimiento hasta los 4 meses. La posición más crítica, por mucho, es la posición de cuna. Nos entristeció y aterrorizó sólo leer sobre los hechos que llevaron a la muerte de un bebé dentro de un portabebé. La devastación de los padres pesa sobre nuestros espíritus y prometimos informar a todos sobre los peligros de los portabebés en posición cuna.

Veamos las estadísticas. 



Los bebés de menos de 4 meses es el grupo de mayor riesgo. Un portabebé debe tomar en consideración que un bebé no puede sostener su cabeza, ya que el tono muscular no es suficiente en absoluto para ayudar al bebé si se encuentra en una posición comprometida como la posición cuna forzada. 



Este gráfico claramente muestra que la posición cuna es la posición en la cual se encontraban la mayor parte de los bebés sofocados debido a la asfixia posicional o a un objeto que obstruyó sus vías respiratorias. 



Ninguno de estos portabebés es lo que consideramos un buen portabebé excepto las dos bandoleras de anillas, que fueron usadas en posición cuna en lugar de en posición vertical. La mayoría de los incidentes ocurrieron en las bandoleras de tipo "bolsa" seguidas por las bandoleras acolchadas que no son ajustables [muy comunes en Argentina] y luego los pouchs. Todos estos portabebés, que pueden ser utilizados con un bebé mayor en posición erguida pero no son ajustables, representan un peligro de asfixia para un bebé pequeño. Las bandoleras de anillas usadas en posición cuna también representan un riesgo de seguridad.
Conclusión de BabyWearing Institute: La posición cuna es una posición de alto riesgo y es mejor no usarla. Hay muchos portabebés en el mercado que permiten la posición vertical y son, por mucho, más seguros que cualquier portabebé que se utilice en posición cuna.

Nota: Me gustaría aclarar que, como asesora, si una familia decide portear en posición cuna mi función es brindarle la mayor información posible y, en todo caso, enseñar esa posición en su forma más segura. Si decidís portear de este modo aprendé a hacerlo correctamente para minimizar riesgos, lo cual es perfectamente posible. Un dato importante es la colocación de los hombros del bebé y la ubicación de su mentón. Para más info podés comentar este post o unirte a nuestro grupo de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario