domingo, 3 de julio de 2016

Bei Dai: Errores Frecuentes y Buena Postura

El bei dai (o meh dai -también mal llamado mei tai) es un portabebé de origen chino que consta de un panel de tela rígida, un cinturón lumbar formado por dos tiras que se atan y dos tirantes largos que se cruzan y anudan, que pueden ser o bien acolchados o anchos y maleables, en cuyo caso se denomina "chinado". Algunos bei dai modernos llevan capucha para sostener la cabeza del bebé dormido, aunque no es lo tradicional.

Es fácil de usar, reparte el peso de modo equitativo y puede utilizarse delante o en la espalda (también a la cadera, aunque no es su función principal). El bei dai tradicional es ideal para bebés que ya alcanzan la posición sentada por sí mismos (es decir, bebés con un desarrollo lumbar avanzado) dado que el bebé sentado en el panel recibe peso sobre su estructura ósea. 

En este post vamos a revisar los errores más frecuentes al utilizarlo; veremos también la posición óptima y dos trucos extras al final.


Errores frecuentes al utilizar bei dai
 

Entre los principales errores es común encontrarse con bei dai anudados a la ligera, sin tensión suficiente. Esto en general lleva al segundo error más usual: bebé demasiado bajo. Para cuidar el centro de gravedad del adulto es importante que la cola del bebé se encuentre a la misma altura del ombligo de quien portea y que el portabebé esté correctamente tensionado. Al caminar, el peso y el movimiento "acomodan" la tela, por lo cual al colocar el bei dai debemos ajustar bien el panel y llevar tensión sobre los tirantes, ayudándonos con movimientos de hombros. También ayuda pegar pequeños "saltitos" para que el contrapeso del bebé no nos trabe la tela.

Otro error que podemos cometer (y que lleva peso excesivo a nuestras cervicales y cuello) es el colocar los tirantes demasiado cerca del cuello. También suele pasar (incluso algunas marcas así lo indican) que crucemos o anudemos los tirantes sobre el panel, llevando innecesaria presión sobre las vértebras del bebé. Esto está altamente desaconsejado.

El quinto error más frecuente es el bebé "colgón". Puede suceder que el panel haya quedado pequeño o bien que la posición de la cadera sea incorrecta. En todos los casos debemos desistir de esta postura ya que es incómoda y anti-fisiológica para ambas partes.


¿Cómo colocar un bei dai correctamente?

El bei dai bien colocado se siente ajustado y cómodo, y no se desajusta al caminar. El bebé tiene su cola a la altura del ombligo del adulto, el panel no presenta arrugas y todo el portabebé tiene tensión adecuada. Los tirantes descansan sobre los hombros, alejados del cuello, cruzan (y anudan) bajo la cola del bebé o bien cruzan bajo su cola y anudan detrás, en la espalda del adulto con un doble nudo. La cadera del bebé está basculada, con la pelvis pegada al cuerpo del porteador y sus rodillas están más altas que la cola (formando una "M" desde el frente).

Para más info te recomiendo este video de De Monitos y Risas.

En el caso del bei dai "chinado" las indicaciones son similares, sólo que los tirantes siempre anudan detrás. Es importante desplegarlos por completo, siempre bien tensionados. Este tipo de bei dai lleva un aprendizaje extra debido a que debemos aprender a tensar todo el ancho de los tirantes.


Trucos extras para sacarle jugo


Si tu panel es más bien rígido y te cuesta hacer bien el asiento un buen truco es colocar el cinturón al revés, como un delantal. Al subirlo, luego, se forma una "bolsita" que nos ayuda con la posición de la cadera.

Otro truco para extender el uso del panel cuando quedó pequeño y ya no llega de rodilla a rodilla es llevar los tirantes hacia detrás de las rodillas del bebé ayudando a elevarlas.

Es importante destacar que cuando el panel queda por debajo de las axilas del bebé debemos discontinuar su uso por seguridad.

¿Dudas? ¡Contactame!

No hay comentarios:

Publicar un comentario