martes, 12 de mayo de 2015

5 Puntos esenciales sobre seguridad en el porteo



Es importante aprender sobre seguridad en el porteo aun antes de comenzar a portear. Como cualquier producto destinado a los bebés, un portabebé posee potenciales riesgos si no se utiliza cuidadosa y correctamente.

Babywearing International nos brinda esta importante información.

1. Asegurate de que las vías aéreas de tu bebé estén siempre despejadas mientras porteás. La mejor manera de hacerlo es mantenerlo en posición erguida, lo suficientemente cerca tuyo como para monitorear su respiración y asegurarte de que su barbilla no está pegada a su pecho. Como bien dice Elena López, de De Monitos y Risas, el bebé no debería hacer ruidos al respirar. Babywearing International recomienda que los niños sólo sean llevados en posición horizontal o "cuna" mientras están mamando activamente y luego regresen a la posición erguida o vertical tan pronto como hayan terminado.


2. Es importante también que el portabebé provea un soporte adecuado para el cuello y espalda en desarrollo del bebé. Idealmente el bebé debería ser llevado con sus rodillas más altas que su cola y sus piernas en posición de cuclillas y soporte de rodilla a rodilla, aunque con bebés grandes y niños el soporte de rodilla a rodilla no siempre es posible ni necesario. Un portabebé ergonómico (ya sea uno de tela suave, uno de origen asiático, una bandolera sling o un fular) proveerá un mejor soporte para el bebé y será más cómodo también para quien portea.

3. Siempre inspeccioná tu portabebé antes de usarlo, buscando los puntos débiles, costuras descosidas, desgastes de la tela, etc. Babywearing International recomienda comprar el portabebé de una marca de renombre y buena reputación para asegurar que cumple con los estándares de seguridad y testeo (esto lamentablemente no está supervisado en Argentina, lo cual requiere poner especial atención de nuestra parte, como consumidores).

4. Practicá todas las posiciones o nudos —especialmente aquellos a la espalda– con alguien que observe, sobre la cama o sofá, o cerca del suelo hasta que te sientas completamente seguro. Es ideal poder acudir a un taller de porteo o solicitar un asesoramiento personalizado para despejar dudas y practicar con supervisión hasta conocer al detalle las posiciones adecuadas básicas.

5. Siempre ejercitá el sentido común cuando portees. Los portabebés no son dispositivos aprobados de seguridad vehicular ni flotación y no deberían ser usados en vehículos en movimiento (en reemplazo de una silla de viaje, por ejemplo). Evitá usar portabebés en situaciones donde de por sí no sería seguro llevar un bebé en brazos. Hago una salvedad, que son los transportes públicos aquí en Argentina. Siempre será más seguro tener al niño en un portabebé bien colocado sobre nuestro cuerpo, con nuestras manos libres, que llevarlo en brazos.

¡Ahora sí, a portear con seguridad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario