viernes, 1 de mayo de 2015

Bandoleras pseudo ergonómicas: Review

Siendo uno de los más comunes y fáciles de encontrar en Argentina, el portabebé más conocido en Argentina es "similar" a una bandolera de anillas. En otros países a estos portabebés se los denomina "de bolsa" o "pseudo-ergonómicos".

En este post te cuento por qué no es ergonómico, por qué no lo recomiendo y cómo podés usarlo más adecuadamente si es el único portabebé que pudiste conseguir (en bebés que ya mantengan la posición sentada por sí mismos).

Veamos algunas de sus características. Se trata de una especie de bandolera/bolsa de tela que posee anillas plásticas muy pequeñas, uno de sus principales problemas

¿Por qué esto no es bueno? Primero porque las anillas recomendadas deberían ser metálicas, sin soldaduras (es decir, elaboradas de una sola pieza de metal). El metal es el material más seguro. De todos modos estas anillas plásticas, siempre que no las dejes al sol, según el fabricante son resistentes al peso del bebé. Por otro lado, al ser tan pequeñas (y por la forma misma del portabebé) el ajuste jamás es óptimo. No podrás lograr nunca un ajuste punto por punto como en una bandolera de anillas o sling. Este ajuste punto a punto es el que se necesita sí o sí para bebés pequeños que aun no se sientan por sus propios medios.


Otro de sus inconvenientes es que posee bordes acolchados a los lados que impiden (junto a su forma) que el ajuste sea mejor.


Además, este portabebé posee una almohada cosida sobre la tela que, según el fabricante, sirve para los primeros 3 meses. El bebé iría en posición cuna, con la cabeza sobre la almohada. Esta posición no sólo no es recomendable sino que la desaconsejo totalmente, dado que la almohada hace que la barbilla del bebé se incline sobre su propio pecho. De este modo su cuello adquiere una posición inadecuada y sus vías respiratorias se ven forzadas. 

Una de las primeras recomendaciones acerca de la seguridad en el porteo es, justamente, cuidar que esto no suceda. Y aunque quitásemos la almohada, la posición jamás será ergonómica. Babywearing International recomienda que los niños sólo sean llevados en posición horizontal o "cuna" mientras están mamando activamente y luego regresen a la posición erguida o vertical tan pronto como hayan terminado. La misma recomendación la realiza el Instituto Internacional de Displasia de Cadera.


Podemos decir que el ajuste de la espalda no es óptimo. Es por esto que jamás podemos desatender la cabeza y la parte alta de la espalda y siempre necesitaremos una mano que sostenga.

La posición cuna con el bebé sobre la almohadilla hace que su mentón se incline hacia adelante, lo cual es desaconsejado si hablamos de seguridad en el porteo, como ya mencionamos. Esto es aun más notorio cuanto más pequeño es el bebé. Muchas son las familias que refieren que su bebé "se perdía dentro de la tela", "se hundía" o quedaba excesivamente bajo.

Al crecer nuestro bebé podemos usar este portabebé con él o ella en posición erguida, sobre la cadera. Esta sería, dentro de las opciones que ofrece este portabebé, la mejor posición.

A pesar de ser la posición más cómoda, debemos cuidar mucho la postura. No podremos descuidar al bebé, dado que su espalda no tendrá nunca un ajuste óptimo, como vemos en la siguiente foto.




No recomendaría este potarbebé para bebés pequeños que aun no tenga control de su tronco. Para bebés que ya sostienen la posición sentada, puede usarse al frente o a la cadera. Las piernas deben ir siempre bien abiertas, en un ángulo de 100° (con tela entre las piernas del bebé, haciendo un buen asiento), las rodillas más altas que la cola y la espalda redondeada.

En la foto muestro cómo la tela queda floja en la parte superior, por lo cual debemos cuidar que esté bien subida hasta debajo las axilas del bebé y siempre tener esa mano disponible para acompañar la espalda (y la cabeza en caso de que se duerma). Si bien no es un portabebé ergonómico, con bebés grandes puede hacer las veces de "bandolera" ya sin riesgos de forzar sus columnas.




En esta última foto les dejo una bandolera de anillas (o sling) totalmente ergonómica. Pueden observar las grandes anillas de metal y la tensión de la tela, que sostiene punto por punto la espalda del bebé. No hay tela floja, ni acolchados y la posición es totalmente ergonómica.


Si tenés dudas sobre el uso de este u otros portabebés escribime a CangureandoPorteo@gmail.com o dejame tu comentario. ¡Excelente porteo!

2 comentarios:

  1. Hola :) Me regalaron una wawita. No soy costurera pero me pregunto si habrá forma de convertirla en bandolera. Lo de las anillas es cuestión de cambiarla ras pero habrá manera de que se pueda ajustar punto por punto la espalda con alguna transformación? Me la regalaron. La tengo guardada al divino botón. Uso fular pero el preanudado ya nos esta quedando chico. Mi bebé tiene 10 meses y pesa alrededor de 10 kgs y con fular y todo me mata la espalda. Agradecería que me asesores en eso. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! La verdad no hay modo de reformarla por la tela, sus costuras y rellenos. Podés usarla así o bien transformarla en un porta-pañales o en una hamaca para peluches ;)

      Eliminar